Ecos del 71° Congreso 2016 - VINCULOS

Ecos del 71° Congreso LMHI – Agosto 2016

En el reciente Congreso de la Liga Médica Homeopática Internacional, coincidente con el de la FAMHA, organizado por la Escuela Médica Homeopática Argentina “Tomás Pablo Paschero”, que se llevó a cabo en la Ciudad de Buenos Aires del 23 al 27 de  Agosto bajo el lema “Medicina del Microcosmos”, tuvimos la gran oportunidad de encontrarnos homeópatas de todo el mundo.

Estas instancias donde somos convocados a un intercambio académico y científico, también enriquecen las conexiones humanas, y nos permiten continuar aprendiendo de nuestros colegas homeópatas, así como a compartir nuestras experiencias.

Hemos decidido publicar algunos resúmenes de trabajos que nos llamaron la atención entre muchos otros. El nivel de los trabajos y la imposibilidad de asistir a todos, ya que hubo 2 y 3 salas simultáneas, hace que sólo podamos seleccionar algunos pocos para publicar, con el afán de despertar la curiosidad de quienes los lean y soliciten otros trabajos y/o su lectura completa.


Este artículo de la Dra. Florencia Schrager que se publica a continuación es un resumen de su  trabajo, de una gran profundidad, que fue presentado el día 25 de Agosto. El  desarrollo completo se encuentra publicado en las actas de dicho Congreso y será el primero de una serie de presentaciones que nos convoque a reforzar nuestro intercambio y nuestro vínculos, tal como lo plantea la Dra Schrager."

Dra. Trinidad Mariano



Dra. Florencia Schrager
VÍNCULOS  Dra. Florencia Schrager*

Los homeópatas tenemos la  ventaja de abordar la comprensión  del hombre, la salud y a la enfermedad holísticamente. Vemos al hombre en totalidad, tenemos en cuenta todo su ser y cada síntoma como expresión del desequilibrio de  su energía vital. Ahora, me pregunto ¿es suficiente?

Si nos detenemos a observar y estudiar a cada individuo ¿resulta suficiente o capaz hay más información que nos estamos perdiendo? Tal vez nos estamos limitando de observar una totalidad aún mayor. ¿De qué modo podemos entender la realidad del hombre observando y percibiendo lo que está por fuera de su cuerpo físico,  pero que energéticamente es parte de él?

Si el hombres, es un sistema abierto que intercambia energía, información y materia con el medio ¿no deberíamos  entonces abrirnos a percibir y buscar en el medio también, lo que buscamos del hombre?

Sería interesante abordar nuestra mirada como el estudio del hombre y todas  sus circunstancias, un verdadero estudio del hombre donde  la unidad “hombre” sea el sujeto inmerso en lo social. Paschero decía “el hombre en su unidad cosmo-socio-psico-biológica, no como ente aislado; sino dentro de una atmósfera vital dinámica, a la cual pertenece, integra y completa



Como homeópatas comprendemos que los síntomas son la expresión externa del desequilibrio interno ¿pero .qué tan afuera vamos, miramos y tenemos en cuenta en busca de lo esencialmente individual? Hay muchas maneras de mirar la realidad y desde donde la miremos, nuestras conclusiones. Ninguno de nosotros sabe exactamente cómo son las cosas, lo que sí sabemos es cómo se nos aparecen según nuestro propio cristal.

Si con todo lo que existe a nuestro alrededor entonces, intercambiamos materia y energía, porque no buscar en ello también información que hace a nuestra realidad ¿dónde empieza y donde termina nuestra observación, y donde comienza y termina  la realidad de cada paciente que nos consulta?

Decía Hahnemann “Nuestro organismo está en conexión y en conflicto con todas las partes del Universo y producen en él cambios tan variados como las mismas causas que la determinan.” Tiene que ver con lo vincular, el medio influyendo al hombre que a su vez  influye al medio. Relacionarse es un aspecto fundamental de la vida,  es una experiencia que traspasa lo humano, sino al Universo en su totalidad. Todo es vincular, todo está en relación.

Hay ciertos otros que nos sirven para proyectar cosas nuestras que se nos presentan como externas y viceversa. Podemos decir que hay una razón o un sentido en esa red vincular. Y no porque haya que develarla ni resolverla, simplemente la red, nos permite hacer visible encastres invisibles que hablan de nosotros.

Las diferentes relaciones  hablan de nuestros vínculos exteriores, pero fundamentalmente son el reflejo de ese diálogo entre distintas partes internas. Son partes de nuestro ser que se vinculan entre sí, a veces en forma armoniosa y otras de modo más conflictivo. Lo que profundamente somos, es el resultado de todas esas relaciones internas. No somos  de una sola manera.

Gran parte de nuestro conflicto o sufrimiento, se origina en no permitir que se expresen energías que profundamente nos constituyen. Otorgarles el espacio que les corresponde dentro de una totalidad, implicaría un alto desafío para nuestra conciencia al  incluir rasgos y características que, en principio, preferiríamos no reconocer. Y en este sentido, el proceso de curación conllevaría la comprensión de la totalidad que somos.

Crecemos a partir de crisis o dificultades, y no de situaciones agradables y felices. La biología, la física, la naturaleza  funciona así, los  saltos evolutivos  devienen de las crisis.
Hoy nos encontramos con otras realidades; "La humanidad evolucionó desde las cavernas hasta la hipervincularidad. que hoy tenemos ya no hay certeza posible. ¡Este es un gran cambio! Desde esta perspectiva  cabe preguntarnos  de qué manera podemos establecer una relación más madura con el todo. Como seres humanos, como médicos y como homeópatas.                                      
                                            
Hoy el mundo está cambiando y nosotros detrás de él. Parecería que las nuevas generaciones nos muestran esa nueva manera de funcionar y de vincularnos 
Tiene que ver con ser antenas más amplias para captar en red al percibir enfermedad, síntomas, y procesos de curación en la medida que captemos el funcionamiento en red. Todo es vínculo y nada existe por separado.

Debemos actualizarnos en nuestra manera de ver y percibir acorde a la época en que vivimos. ¡Y la Homeopatía es tan maravillosa que lo permite!! Una medicina con más de 200 años, que hoy resulta actual, moderna y vigente en sus conceptos. La homeopatía de por sí, tiene la virtud de poder ver lo muy pequeño e individual, al mismo tiempo accedemos a lo inmensamente grande.

Hoy  tenemos que descubrir más del “como funcionamos” en conjunto, en relación, esa sería la nueva unidad.
El mundo exterior es la fuente más segura de información sobre la situación propia, por lo que tendríamos que indagar sobre el verdadero sentido de todo lo que nos pasa como humanidad y poder preguntarnos  ¿"por qué me está pasando  en este momento, justamente esto?" En  solo hecho de preguntárnoslo, se encuentra el cambio en sí mismo.

En definitiva, los vínculos que establecemos en nuestra vida representan, profundamente, desafíos de transformación personal.  Esa es la propuesta, detenernos a observar  el símbolo que tienen todos los vínculos en nuestra vida.-

*Dra. Florencia Schrager
Profesora Adjunta de la Cátedra de Doctrina de 1° y 2° año - EMHA
doctoraflorencia@gmail.com
Av. Cabildo 2327 1.D C.A.B.A
4785.4993







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Desea dejar su comentario?