Ir al contenido principal

Una respuesta al juego

Comparto estas palabras del Dr.Eduardo Bitis que, como siempre, engalanan nuestra práctica Hola a todos y todas: En general no soy de entrar en discusiones de este tipo, pero las circunstancias actuales me despertaron la necesidad de responder al interrogante propuesto. Desde que empecé mi vida de Homeópata hace ya muchos años, mi interés mayúsculo se vio atraído por la Doctrina y Filosofía Homeopática, y su aplicación, la Clínica Médica Homeopática. Y siempre me sorprendió la discusión o disenso en el tratamiento de los cuadros agudos, llamense estos como se llamen, epidemia, pandemia, sarampión, varicela o Covid 19. Siempre recuerdo las palabras de mi Maestro, el Dr. Paschero: "Los síntomas, querido, sólo los síntomas". Pero ahí, entonces, discutimos acerca de qué síntomas. Y creo que la Doctrina de Hahnemann contiene todas las respuestas: aquellos raros, extraños y peculiares, los más notables, aquellos que acompañan al individuo por más años. Es claro que en un cuadro agudo, no debieramos tener síntomas de años, dejarían de ser de un cuadro agudo. Sin embargo, no es infrecuente ver, en cuadros agudos, síntomas que se repiten en cada uno de los cuadros agudos febriles que tiene nuestro paciente. Y en ese caso, en el cual por ejemplo tenemos manos y pies fríos durante la fiebre, y que nuestro paciente recuerda esto desde niño, no será más importante que algún síntoma, aun modalizado, que apareció recientemente. Como concesión, podríamos decir, si es claro, marcado, e individualiza a nuestro enfermo, tomemoslo en cuenta. Pero si este síntoma es un síntoma común del cuadro actual, es tan importante, nos habla de la enfermedad o del enfermo? En la propuesta que se hace desde el Simillimum, con muy buen criterio se plantea la generalidad de los síntomas, se trata de un juego interesante, un juego de repertorización, pero en general, al menos los pacientes que yo he atendido, en esta ola, y en la previa, pero mucho más notablemente en esta ola de la variante Omicron, pareciera que el cuadro agudo se ha comportado mucho más como la exacerbación del cuadro crónico, que como un miasma agudo. Y es por esto que los síntomas que he visto y han visto algunos colegas con los cuales he hablado, se parecen mucho más al cuadro crónico del paciente. Y es por esto que, en general, ha sido el medicamento constitucional, o "de fondo", al que han respondido los pacientes. Aunque hago una salvedad, o dejo planteada una duda: la mayor parte de los casos de esta variante han sido leves o muy leves. Se habrán "curado" con nuestro remedio, o se hubieran curado de todos modos, sin nuestra intervención? Dejo mis dudas planteadas, creo que tenemos la responsabilidad de ofrecerle a nuestros pacientes la mejor Homeopatía que podamos ejercer. Y, segun mi opinión, esta es aquella que individualiza al enfermo, que busca aún en los momentos de zozobra, el remdio que atienda a su totalidad. Les dejo mis mejores deseos para el año recien iniciado, y los saludo muy cordialmente.

Entradas más populares de este blog

El Centro de Estudios Médicos Homeopáticos Hahnemannianos de Córdoba

El Centro de Estudios Médicos Homeopáticos Hahnemannianos de Córdoba (CEMHHCba) tiene sus orígenes en el año 1975, cuando autoridades de la Escuela Médica Homeopática Argentina (EMHA), habiendo tomado conocimiento de la existencia de médicos homeópatas que ejercían en la ciudad de Córdoba, los invita a formar un grupo de estudio en su institución. Las reuniones se realizaron en la casa del Licenciado en Farmacia Sr. Schaffer, tío del Dr. Juan Schaffer. A la primera de ellas concurrieron los doctores Miguel Carballo, Piñol, Luis Pedro De Lellis, César Cremonini, Daniel Altuna, Fernández Vega, Eloy Follonier y Montes, entre otros. A este grupo de estudio se incorpora la Dra. Miriam García de Vallerotto en febrero de 1976. En ese mismo año, el grupo organiza en Córdoba el primer Congreso de Homeopatía realizado en la República Argentina y se inaugura el primer monumento en honor a Hahnemann en la provincia de Córdoba. Posteriormente se unirían al núcleo fundador varios estudiantes de

HOMENAJE A PASCHERO

Tomas Pablo Paschero (1904 – 1986) Tomas Pablo Paschero  fue un médico homeópata argentino, fundador de la Sociedad Médica Homeopática Argentina (luego Asociación Médica Homeopatica Argentina) en 1933, y la Escuela de Medicina Homeopática Argentina en 1972, y Presidente de la Liga Médica Homeopática Internacional LMHI en 1973. Fue galardonado con la Medalla con el "Símbolo del Sol" por la Asociación Médica Homeopática de la India, destinada a los grandes maestros de la homeopatía en el mundo, en 1985. Sólo tenemos tres de estos soles, Tomas Paschero de Argentina, Pierre Schmidt de Suiza y Proceso Sánchez Ortega de México. Estudió medicina, especializándose en obstetricia y se dedicó luego a la homeopatía al presenciar la curación de un obstinado caso de eczema. Paschero fue discípulo de William Griggs, Eugene Underhill y Julia Minerva Green. Convirtiéndose finalmente en un discípulo de Arthur Hill Grimmer, quien había sido el Jefe de Clínica de J

La Academia de Homeopatía Dr. Constantino Hering

El día 7 de diciembre de 1999 fue autorizada como persona jurídica   la Asociación Civil   “Academia de Homeopatía Dr. Constantino Hering”, constituida legalmente el 30 de abril de 1999. La propuesta fue crear una escuela de Homeopatía no sólo para la difusión de la misma, sino también para reunir a un grupo de médicos, odontólogos, veterinarios, farmacéuticos y profesionales de otras disciplinas para exponer sus ideas y discutirlas respetando los diversos marcos teóricos. Se dispuso también la creación de consultorios con aranceles institucionales que permitieran asistir a pacientes con menores recursos económicos. La Comisión Directiva estuvo constituida por los siguientes miembros: Presidente: Dr. Luis Detinis, Secretaria: Dra. Marta Arroqui, Tesorero: Dr. Carlos Salzman, Primer vocal titular: Dra. Adriana Fernández, Segundo vocal titular: Dr. Luis Grebnicoff, Primer vocal suplente: Dr. Juan Alberto Pombar, Segundo vocal suplente: Dr. Guillermo Salmerón. Integrando la Comisión Revis